Productos

Detalle del Producto:

______________________________________________________



Tratamiento previo del agua


 

 

La calidad del agua bruta depende en gran medida de su fuente. Basándose en la calidad del agua bruta y las especificaciones para el agua purificada, Intrafluid selecciona las tecnologías más adecuadas para cada cliente. Por lo general, para la purificación del agua, son necesarios los sistemas multi-etapa. Para el tratamiento previo del agua, se utilizan filtros de arena y medios para eliminar el material suspendido (como por ejemplo, limo, arcilla, materia orgánica). Dicho material en el agua puede reducir la eficacia de las etapas posteriores tales como las resinas de intercambio iónico y las membranas de ósmosis inversa. El hierro y el manganeso solubles se encuentran en el agua que no contiene oxígeno disuelto. Provocan un sabor metálico y forman sedimentos en las tuberías. Centec De-Ironizer está diseñado para la eliminación de hierro y manganeso. Si se sospecha de bacterias y microbios dañinos, el agua se desinfecta con luz ultravioleta, ozono o cloro libre.

Filtro de arena y multimedia

Un filtro de arena solo utiliza arena como medio filtrante, mientras que un filtro multimedia suele tener de 3 a 5 capas de diferentes tipos de medios. Ambos son desechables. En un filtro de arena, las partículas más pequeñas quedan atrapadas en la parte superior del lecho de medios, mientras que las más grandes se hunden más profundamente en proporción a su masa. El resultado es un uso muy limitado de la profundidad del material, ya que prácticamente todas las partículas filtrables quedan atrapadas en la parte superior del lecho del filtro. Los filtros multimedia utilizan varias capas de diferentes materiales, cada uno con una densidad diferente. Debido a las capas, las partículas más grandes se eliminan primero en la parte superior del lecho de medios, mientras que las partículas más pequeñas quedan atrapadas más abajo. Atrapar partículas de esta manera, resulta en una eliminación más efectiva de contaminantes, incluso de partículas formadoras de turbidez muy pequeñas. Además se puede lograr tiempos más prolongados de funcionamiento entre los ciclos de contra-lavado.

De-Ironizer

El hierro disuelto y el manganeso se eliminan del agua por oxidación y posterior filtración. Fe 2+ se oxida a Fe 3+ , que con oxígeno forma el complejo de hierro insoluble Fe (OH) 3 . El Mn 2+ se oxida a Mn 4+ , que con oxígeno forma MnO 2 insoluble . Un método ideal y de bajo costo para proporcionar oxidación es utilizar el oxígeno en el aire como agente oxidante. Para la eliminación del hierro insoluble y la grava de manganeso puede servir como medio de filtración. Mediante el lavado a contracorriente cíclico se eliminan las partículas de hierro y manganeso.

Filtro de carbón activo

La filtración de carbón activo es un método de filtrado que utiliza un lecho de carbón activo para eliminar los contaminantes por absorción química. Debido a la estructura altamente porosa del carbón activo, cada partícula de carbono proporciona un área de superficie extremadamente grande. Las moléculas contaminantes están atrapadas dentro de esta estructura. El carbón activo absorbe sustancias orgánicas que causan olores y sabores. Además, actúa como un catalizador en contacto con el cloro libre que apoya la reacción del cloro libre a los iones de cloruro inocuos.

Desinfección

El cloro es un método de tratamiento económico para eliminar microorganismos como las bacterias y los virus. Almacenado en recipientes a presión, puede inyectarse como un gas directamente en el agua. También se puede usar una solución de hipoclorito de sodio. Esta solución es más fácil de manejar que el gas de cloro. La desinfección también se puede lograr con hipoclorito de calcio, un desinfectante sólido. Esta forma puede ser almacenada como polvos, gránulos o tabletas. El ozono (O 3 ) es otro poderoso agente oxidante. Se bombea a los sistemas de agua para matar contaminantes biológicos como bacterias y virus. Dado que el gas ozono es muy inestable, O 3necesita ser creado en el sitio. El ozono es oxígeno puro y no produce olores ni sabores residuales en el agua. También se puede utilizar luz ultravioleta (UV) para matar microorganismos dañinos. El proceso UV es una buena opción en muchos casos porque no contiene químicos y los costos de inversión son bajos.